estación término

Me despido. Este cuaderno acaba aquí. Gracias a quienes han colaborado de alguna manera.

Para esta última entrada dejo algo de poesía y música, los cajones más poblados en esta casa. Esta vez sí, con una clara vocación de metáfora.

Un placer.


NOCTURNO


Escribir…

¿Por qué no, como Li Pao,

escribir en las cenizas de hoguera

y arrojar luego esas cenizas al agua de los mares?

Que se fundan

con la sombra que pasa de la Luna.


José María Álvarez

Los obscuros leopardos de la Luna



En los cauces del tiempo


No hay tiempo. Hay tiempos.

Así crecen los tiempos:

como crecen las plantas.

De un tiempo nace otro, y otro

de aquel que se marchita.

De tallos, hojas, pétalos y espinas

tienen forma los tiempos;

de troncos y raíces invisibles.

En los cauces del tiempo,

a orillas de los tiempos me detengo.


Sebastián Mondejar. La herencia invisible.



CASI UN EPIGRAMA


El contorsionista en el bar, melancólico

y bohemio, se levanta de golpe

de un rincón y nos brinda un breve

espectáculo. Se quita la chaqueta

y en jersey rojo arquea la espalda

hacia atrás y agarra como un perro

un pañuelo sucio

con la boca. Por dos veces repite

su descamisado puente y luego se inclina

con un plato de plástico. Nos desea

con ojos de hurón

que tengamos fortuna en las quinielas y desaparece.

La civilización del átomo se halla en su apogeo.


Salvatore Cuasimodo.

Ancora dell´inferno, 1955-58.

Traducción de Antonio Colinas.


This is the end, beautiful friend

This is the end, my only friend
The end of our elaborate plans
The end of everything that stands
The end

No safety or surprise
The end
I'll never look into your eyes again

Can you picture what will be
So limitless and free
Desperately in need of some stranger's hand
In a desperate land

Lost in a Roman wilderness of pain
And all the children are insane
All the children are insane
Waiting for the summer rain
There's danger on the edge of town
Ride the King's highway
Weird scenes inside the gold mine
Ride the highway West, baby

Ride the snake
Ride the snake
To the lake
To the lake

The ancient lake, baby
The snake is long
Seven miles
Ride the snake

He's old
And his skin is cold
The West is the best
The West is the best
Get here and we'll do the rest

The blue bus is calling us
The blue bus is calling us
Driver, where are you taking us?

The killer awoke before dawn
He put his boots on
He took a face from the ancient gallery
And he walked on down the hall

He went into the room where his sister lived
And then he paid a visit to his brother
And then he walked on down the hall
And he came to a door
And he looked inside
Father
Yes son?
I want to kill you
Mother, I want to. . .

C'mon baby, take a chance with us
C'mon baby, take a chance with us
C'mon baby, take a chance with us
And meet me at the back of the blue bus

This is the end, beautiful friend
This is the end, my only friend
The end

It hurts to set you free
But you'll never follow me

The end of laughter and soft lies
The end of nights we tried to die

This is the end.

10 comentarios:

Ese Punto Azul Pálido dijo...

Apoteósico final, Juan. Gracias por compartir un blog tan personal e inspirador.

Dejemos a otro poeta como tú que se despida también:

"Y esto es todo, quizás. Alrededor
se ciernen las fachadas, y hay gentes en la acera frente al primer semáforo."

Un abrazo,amigo.

obnubilare dijo...

Cuando el rojo se apague torceremos
a la derecha...
Gracias, Roy.

Irène dijo...

Hasta siempre obnubilado

Anónimo dijo...

Lo respeto porque te conozco muy bien y sé que es lo que toca para ti. Aun así quiero expresar lo que siento. Me da pena porque, por medio de este cuaderno, me has aportado mucho, me has despertado curiosidad por ciertos temas, incluso me has despertado a mí, en el sentido literal, cuando no era capaz de levantarme algunos días. Recordaba algo que te leí o escuche y me inducía a profundizar en ello. Me has hecho compartir, escribiéndote algún comentario, lo que para mi significa volver a relacionarme (no sólo intelectualmente), valorando tus aportaciones, las de otros y las mías. Gracias. Para mí, un placer real.

obnubilare dijo...

vuelvo a ver esquinas de ladrillo injuriado
y pasos a nivel solitarios, y miradas
asomándose a vernos...

gracias
besos

Anónimo dijo...

...figuras diminutas
que se quedan atrás para siempre, en la memoria
como peones camineros.

Y esto es todo, quizás. Alrededor
se ciernen las fachadas, y hay gentes en la acera
frente al primer semáforo.

Gracias una vez más , Bay

Trinidad Martínez dijo...

no sé si tanto final me gusta... pero la canción... sí. Gracias otra vez

Anónimo dijo...

Hacía mucho que no paseaba por aquí.. De alguna manera entiendo que en todo final hay un nuevo comienzo. Suerte y Gracias.

Un abrazo.

obnubilare dijo...

Gracias y gracias. Otro.

Martin Lopetegui dijo...

Me sorprende. Seguro habrá otros finales, porque habrá otros comienzos. Los tiempos como espinas decías.
No soy asiduo, pero de vez en cuando te espiaba. Lo voy a extrañar, menos de lo que extraño no vernos en los bares, entre quintitos. También siempre agradecido, creo que lo entiendes.
"En los cauces del tiempo, a orillas de los tiempos me detengo"
Un abrazo muy fuerte.