ars amandi XVIII


Duérmete corazón prohibido, duérmete

antes de la hora fronteriza de las doce

en que vuelvas a casa sin haber sido

princesa de cuento, amante de novela,

ni feliz


la ciudad nos olvida, la tripa

oscura del cielo cuelga sobre el estanque

a la deriva

barcos de papel y cáscaras de almendra

mendigos

en los bancos y burgueses con náusea

domando Jaguars

en las esquinas, domando

treinta sexos oscuros

como treinta monedas taladradas


los serenos

protegen el regreso de Ulises a casa, los niños

han compuesto la estúpida sonrisa de su ensueño

y en las aceras mataremos despacio el miedo

a llegar tarde

a algún lugar del que nunca

nadie haya querido regresar

duérmete lejana

duérmete, demasiado cobardes para morir

al último acorde del toque de silencio, cierra

los ojos para vivir, cierra

los ojos para matar.


Este es el último poema del Ars Amandi de Manuel Vázquez Montalbán, un poemario que comenzó en Lérida, en agosto 1962, y acabó en Barcelona, en enero de 1967. No lo he encontrado completo en toda la red, de modo que para mí es un placer y un orgullo haberlo ido colgando a lo largo de estos meses hasta completarlo. No sé si queda claro que me parece monumental.

3 comentarios:

Holly Cocina dijo...

Enhorabuena

Anónimo dijo...

Hace años lo leí de un tirón.Ahora, a mis casi 46 tacos, no podría volver a realizar tal "hazaña": me fulminaría del todo. A pesar del desasosiego reconozco su brillantez y profundidad (en cada uno de sus versos).

Quiero recuperar mi inocencia. Esto implica otras lecturas y otros horizontes.

Mi enhorabuena también.

obnubilare dijo...

Gracias a ambas. Ciertamente, la inocencia no preside ese poemario...
besos